Martes, 16 de agosto de 2011

cursiva: Flash Back

?

-------------------------------------

Era una fr?a noche, estaba nevando muy fuerte. Una manada de esquimales buscaba refugio, sus igl?s hab?an sido destru?dos a causa de una tormenta que hab?a sucedido hace 2 d?as. Cuando ya hab?an perdido toda esperanza, avistaron una gran mansi?n. Llamaron al timbre con la esperanza de que les dieran cobijo. Y tuvieron suerte: Un ping?ino, peque?o pero fornido, les abri? la puerta y les dio un hogar. Pero en esta vida todo tiene un precio.

-Si quer?is vivir aqu?, tendr?is que trabajar para m? durante toda vuestra vida.-les dijo a los esquimales, con expresi?n fr?a. Ellos se limitaron a asentir, contentos, a pesar de que tendr?an que trabajar para ?l durante el resto de sus vidas.


Pero lo que no sab?an era el oscuro secreto que albergaba aquella mansi?n...

..,

El esquimal m?s mayor de todos se dirig?a hacia el despacho de su amo. Le hab?a ordenado traerle un t?. Pet? varias veces a la puerta, pero no respondieron. Entr? entonces sin llamar, a pesar de que le hab?a dicho que nunca deb?a hacer eso. Vio a su amo dormido con los brazos apoyados encima del escritorio, con una expresi?n serena. El esquimal se acerc? lentamente y dej? la bandeja con el t? a un lado de la mesa. Mir? a su amo por unos momentos y le dio un peque?o beso en la mejilla. El ping?ino sonri?, parec?a estar so?ando con algo alegre. ?l tambi?n sonri?. Se dio media vuelta y, cuando se iba a ir, se dio cuenta de que en la habitaci?n hab?a un peque?o pedestal con una rosa roja. La mir? por unos instantes y se acerc?. Era muy hermosa, con un brillo cautivador. Sinti? deseos de tocarla, as? que con sumo cuidado coji? el vidrio transparente que cubr?a la rosa y lo dej? a un lado. A unos milimetros de tocar la rosa, alguien lo llam?.

-?Qu? est?s haciendo?-dijo la voz, pero no sab?a de d?nde proced?a. Su amo segu?a durmiendo.

-?Qui?n me habla? ?D?nde est?s?

-Estoy aqu?, encima de la mesa. Soy la tetera. Me llamo Hermenegilda Josefa. Este es mi hijo, Z.

-?Hola!

Era una peque?a tacita de porcelana, muy alegre.

-Oh... yo soy un humilde esquimal.

-?Qui?n te ha dado permiso para tocar esa rosa?

-Nadie, pero... bueno, me gustar?a saber qu? es. Es muy bonita.

-Pues no la toques. -Hermenegilda le lanz? una mirada asesina.-Sobre esta casa cae una maldici?n.

-?Una maldici?n?-pregunt?, intrigado.

-S?. Nosotros antes ?ramos humanos.

-?Tambi?n el amo?

-S?. Una joven de pelaje amarillento y orejas peque?as, con grandes dientes, estaba enamorada del amo. ?l tambi?n lo estaba, pero no supo verlo, y la perdi?. Esa rosa es el coraz?n de la joven. El hechizo s?lo se romper? hasta que el amo consiga amar a alguien de verdad. Amor verdadero.

El coraz?n del esquimal dio un vuelco al escuchar esas ?ltimas palabras. ?l pod?a ser ese alguien. Amaba con locura a su amo, a pesar de que era un amor imposible y de que sus compa?eros tambi?n le amaban. Pero tal vez no todos le amaban de la misma manera.

?l salv? su vida, y ellos le adoraban hasta la muerte.

?

Estar?an a sus pies siempre.

?

Hasta que la muerte los separe.

-------------------------------

?

?

Nota: El supuesto contenido lemmon era s?lo para atraer su atenci?n. Gracias.



?

?



Publicado por Hiko_y_Jemix @ 23:19  | Entretenimiento
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios