S?bado, 03 de septiembre de 2011

Había una vez un triángulo vicioso con más ganas de tener más grados, con ganas de tener un grado mejor para conquistar a su cateto contíguo y al fin...  convertirse en uno, fundirse los dos y convertirse en una raya... una raya infinita... para siempre los dos unidos... sin ningún vértice que les separe...

FIN


Publicado por Hiko_y_Jemix @ 21:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios